sábado, 29 de junio de 2013

Sudáfrica 10 (2012) Cruzando Swazilandia

Comienzos montañosos al cruzar a Swazilandia. C.A.
Después de 8 días por el Parque Nacional Kruger nos despedimos de Diego, Héctor y José que regresaban a España. Mientras, Oscar, Javier y yo nos encaminamos hacia Swazilandia con el otro coche. Dejamos el parque Kruger con una muy buena sensación, por la cantidad de fauna vista y por los días compartidos entre amigos. El listón estaba muy alto. Pronto llegamos a la frontera con Swazilandia y pasamos por ella rápidamente. Las carreteras seguían igual de impecables que en Sudáfrica y el paisaje era más montañoso pero no tan bien conservado. En los fondos de valle se extendían monocultivos de caña de azúcar, mangos y plátanos. En las zonas altas había más pastos ganados al bosque y algunas plantaciones de eucaliptos.


domingo, 23 de junio de 2013

Sudáfrica 9 (2012) Kruger 8, La vegetación del parque

A. xanthophloea, H. coriacea y C. mopane. C. A.
Uno de los aspectos que me más sorprendió del parque fue encontrarme con un espacio tan forestal. Según el mapa que consultes, se indica que hay entre 16 y 20 zonas de vegetación diferenciadas. A nivel florístico seguro que existen, pero en un recorrido en coche no se aprecian tantos cambios. Lo que sí se observa muy bien es el gradiente de humedad que condiciona la vegetación. En buena parte del norte llueven poco más de 400 mm, mientras en las zonas más montañosas del sur las precipitaciones llegan a los 700 mm. Identificar especies no es nada fácil cuando no puedes bajarte del coche pero, al menos en los campamentos y en las áreas de picnic, tienen el detalle de etiquetar los principales árboles y arbustos que encuentras.


sábado, 8 de junio de 2013

Sudáfrica 8 (2012) Kruger 7, … por fin grandes felinos!

Primer leopardo (Panthera pardus). César Mª Aguilar
Si no he hablado hasta esta entrada de los grandes carnívoros y felinos de Kruger, es porque esto no es más que un reflejo de lo que nos costó encontrarlos. Sabíamos que no iban a ser fáciles de ver, pero no esperábamos que tanto. Esto es básicamente por el hábitat tan forestal del Kruger.Tras cinco días recorriendo minuciosamente el parque aún no habíamos visto ningún león, leopardo o guepardo. Solo una hiena manchada (Crocuta crocuta)  de forma fugaz caminando desde un mirador. Empezábamos a tener el "orgullo herido". ¿Cómo a seis ornitólogos como nosotros se nos podían pasar esos bichos? ¡estábamos en el Kruger! Dedicábamos el día a recorrer pistas secundarias y tranquilas mirando todos, todos los claros .... y ¡nada!.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...