domingo, 30 de agosto de 2015

Nueva York 2 (2014) Central Park 1, una isla natural en la urbe

Vistas de Central Park desde Rockefeller Center. C.A.
Contrariamente a lo que podemos pensar, Nueva York tiene muchos lugares donde ver aves. No son sitios con la naturaleza que vio Hudson hace 400 años, sin embargo hay parques y reservas en el área metropolitana que merecen la pena. La situación geográfica de la ciudad favorece que haya una gran diversidad de aves. Mi experiencia naturalista apenas pasó de Central Park pero si se tiene interés y tiempo, hay muchas zonas atractivas según la época. Un lugar donde hallar pistas para ello es el artículo de Manuel Quintana “Donde y cuándo ver aves en la ciudad de Nueva York” (Rev Quercus 243, Mayo 2006) cuyos contenidos también están en varias entradas de su blog personal "Aves en azul y verde"


miércoles, 19 de agosto de 2015

Nueva York 1 (2014) De paraíso natural a jungla urbana

Fotomontaje de Manhattan natural vs. urbanizada.
Nueva York es la metrópolis por excelencia, la “capital” financiera y cultural del mundo globalizado.  A priori, difícilmente asociamos su nombre a lo natural, sin embargo no siempre fue como ahora la vemos los turistas. Esa imagen hiperurbana no tiene tanto tiempo. En 2009 una exposición en el Museo de la ciudad de Nueva York de Eric W. Sanderson rastreó los cambios ocurridos en los últimos 400 años en Manhattan y descubrió cómo fue la isla antes de la fundación de la ciudad en 1626.  El “juego” de la exposición consistía en reconstruir el paisaje de la isla tal y como lo encontró el marino Henry Hudson y compararlo con el que vemos hoy en día. El contraste es brutal. Muchas de esas imagenes pueden verse en el libro de la exposición "Mannahatta: A Natural History of New York City". 


sábado, 1 de agosto de 2015

En la estela de Orellana (Libro)

En la estela de Orellana
Vital Alsar
Jose María Muñiz Editor
ISBN: 84-609-7004-3


Hay historias poco divulgadas que uno descubre completamente por azar. Ha sido el caso de los viajes del navegante Vital Alsar, un santanderino hoy octogenario que ha residido la mayor parte de su vida en México. Hace unos meses, visitando Santander, vi en un parque de la península de La Magdalena unos pequeños galeotes y la reproducción de una balsa de troncos expuestos al aire libre. Según decían los carteles, con aquellos galeotes se había descendido el Amazonas y llegado luego por mar hasta Santander. Con la balsa original se había hecho la travesía marina de Guayaquil en Ecuador a Australia. Todo era obra de Vital Alsar. Ambos viajes estan reflejados en dos libros del autor.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...