martes, 29 de marzo de 2011

Perú 6 (2011) El frescor de las quebradas

Juvenil de Ameerega altamazonica. Foto: C. Aguilar
En la zona de estudio del mono tocón son dos las quebradas o arroyos que lo recorren, la que da nombre al área, Pucunucho, y otra llamada Manga Paquina. Una de las medidas de conservación que se pretenden, tras ver la importancia del área para el mono tocón, es garantizar un corredor de vegetación por una de estas quebradas de modo que este bosque no se quede aislado entre fincas cultivadas o roturadas para pastos y conecte con otras zonas boscosas. Así es que se está trabajando con los propietarios de los alrededores y hemos estado visitándoles varios días y tomando datos de los usos del suelo en el entorno de Pucuncucho. Para desplazarnos por la zona a veces utilizamos las propias quebradas, pues es más cómodo y sobre todo más fresco sobre todo algunas horas en que achicharra bien el sol.

Perú 5 (2011) La noche en Pucunucho

Cenando un cangrejo cogido en el río. C. Aguilar
Las noches en la selva son especiales pues las pasas en torno a un fuego cocinando la cena, ya que poco más puedes hacer cuando anochece a las seis y media como corresponde a una latitud cercana al ecuador. Si te da por alejarte un poco de la luz cegadora del fuego descubres destellos en la oscuridad y de repente parece que estuvieras alucinando. Se trata de unas luciérnagas que emiten destellos de forma intermitente durante el vuelo y que crean un ambiente completamente mágico en la oscuridad. Las había visto hace años en El Petén en Guatemala y su recuerdo se me quedó muy asociado con aquellos paisajes selváticos, así que volver a verlas aquí me ha traído un recuerdo muy grato. 


jueves, 24 de marzo de 2011

Perú 4 (2011) Los “peligros” de las selvas

Lianas "serpientes imaginarias" Foto: C. Aguilar
Cuando nos hablan de selvas en seguida se dispara nuestra imaginación y solemos pensar en serpientes venenosas, “fieras” y todo tipo de riesgos que se corre al entrar en ellas. Nada más llegar a la zona desde Lima, tenía algo de tiempo que matar y me acerqué al museo de Tarapoto, una especie de museo de los horrores falto de medios y completamente desaconsejable. Allí tenían pieles apolilladas, serpientes en formol y todo tipo de bichos de selva en un estado deplorable, pero me llamó la atención una piel de una boa a la que adjuntaban una foto y un recorte de prensa. La noticia relataba el suceso de una persona que había desaparecido y había sido hallada en el interior de una gran boa. La foto en blanco y negro con el paisano a medio digerir, una vez que rajaron a la boa, es de las que quitan el sueño por varios días. Así cómo no vamos a temer las selvas.

miércoles, 23 de marzo de 2011

Perú 3 (2011) Aves y otros mamíferos de Pucunucho

Pichico (Saguinus mytax) Foto: C. Aguilar
Todos estos días por Pucunucho han dado para ver más fauna que monos tocones. De primates hay otra especie que se ve en el área, son los llamados pichicos (Saguinus mytax). Son pequeños con un cuerpo poco más grande que un puño pero con una cola muy larga y una especie de máscara blanca. Es un primate común más generalista y que aparece en una amplia área de distribución. Los hemos visto en grupos veloces saltando por las ramas y uno de los días tuve uno de ellos justo encima del punto de escucha. Son difíciles de fotografiar ya que son muy ágiles y solo paran quietos por un momento para observarte y luego se van. Además como son de pelaje oscuro las fotos suelen ser puro contraluz contra el cielo, aunque tienen partes del cuerpo rojizas.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Perú 2 (2011) Censando monos tocones en Pucunucho

Campamento en Pucunucho. Foto: C. Aguilar
Hasta el momento no se conoce la densidad de monos tocones en Pucunucho y por ello nos hemos juntado aquí cinco personas de las tres asociaciones que comenté para hacer el primer censo. Se tiene referencia de que es un sitio muy buen pero poco más. Durante una semana hemos estado 3 peruanos (Julio, Sergio y Cesar), una americana (Josie) y yo trabajando en el área para este fin. El lugar no se encuentra muy lejos de Juanjui por lo que algunos días hemos ido y venido en motocarro, pero la mayor parte del estudio hemos estado acampados en el área viviendo allí. Una cabaña de palma nos ha servido de campamento base, hemos montado dos tiendas de campaña y hasta allí hemos subido con provisiones a la espalda para unos cuantos días. Para beber agua la cloramos de la zona, para cocinar usamos una lumbre con leña a la que le cuesta arder por la humedad y como ducha un arroyo bien refrescante tras pasarse el día empapados en sudor. En cuanto a la dieta nos hemos vuelto casi vegetarianos, Josie por opción y los demás por necesidad pues es lo más practico con este calor, así que muchas papas, arroz, lentejas, zanahorias y quinua cocinadas con imaginación y bien de especias.

lunes, 14 de marzo de 2011

Perú 1 (2011) Regreso a un país megadiverso

Río Huallaga y selvas en Juanjui. Foto: C. Aguilar
Este mes de marzo acabo de empezar una nueva visita a Perú, aquí  pasaré algún tiempo colaborando con la asociación Neotropical Primate Conservation (NPC) que está asentada en La Esperanza una pequeña localidad ubicada al norte del país en el departamento de San Martín. Este distrito está en cuenca amazónica y sus paisajes van de la selva baja a los bosques húmedos en la caída de los Andes todo muy exuberante y verde. En general Perú está considerado como un país megadiverso, pero en el caso de primates además es el cuarto país del mundo (tras Brasil, Madagascar y Colombia) con mayor diversidad y riqueza.  En la actualidad existen 36 especies en Perú, un 10% del total mundial y entre ellas varias endémicas del país. Entre estas se encuentra el mono choro de cola amarilla (Oreonax flavicauda) que es endémico de selvas altas de la zona. La rápida regresión de los bosques y la precaria situación de la especie motivaron a Sam y Noga Shanee a fundar aquí la asociación NPC hace unos pocos años.

martes, 1 de marzo de 2011

Saramago y otras pérdidas en 2010 (Libros)

Ahora que acabo de regresar de Lanzarote recuerdo algunas pérdidas de escritores del pasado 2010 que van a ser difíciles de reemplazar. Lo comento a raíz de la pérdida del escritor portugués y premio Nóbel de Literatura José Saramago que tomó Lanzarote como tierra de adopción. Pero no sólo Saramago, también otros dos grandes nos dejaron el año pasado, José Antonio Labordeta y Miguel Delibes. Todos ellos fueron producto de épocas y circunstancias que difícilmente se repetirán y representan a un tipo de escritores que realmente admiro. No los valoro solo por su profesión de escritores, sino por su compromiso como intelectuales, con una conciencia crítica y a la altura de los tiempos que les han tocado vivir. Desde luego que no soy crítico de libros y solo me he leído una mínima parte de lo que han escrito, pero los tres me han trasmitido una mirada lúcida sobre el paisaje y la naturaleza, una reivindicación del paisanaje y de formas de vida rurales alejadas de la sociedad de consumo y un gran interés y compromiso por dignificar la condición del hombre. El molde de este tipo de escritores se ha roto, ya que hoy en día la mayoría son buenos profesionales de su oficio y luego cada uno a lo suyo … nada qué ver.



En los tres está presente el viaje y la naturaleza, pero no ese viaje exótico que hoy se exhibe como una actividad de consumo. Lo suyo ha sido un acercamiento sosegado y tranquilo a diferentes geografías, un interés por conocer y aprender de realidades no necesariamente muy distantes. El de José Saramago es un viaje por la cultura que lo formó como Tras-Os-Montes o el Alentejo entre otros, y que recoge en su libro “Viaje a Portugal”. Pero lo de Saramago no ha sido un perspectiva local, su presencia llegaba a muchos rincones del mundo donde un intelectual de su talla fuera necesario. Últimamente le vi prestando su voz contra la urbanización insostenible y la locura del ladrillo en la isla de Lanzarote. Nos quedan palabras como estas del Viaje a Portugal “La felicidad, sépalo el lector, tiene muchos rostros. Viajar es, probablemente, uno de ellos. Entregue sus flores a quien sepa cuidar de ellas y empiece. O reempiece. Ningún viaje es definitivo.”





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...