viernes, 7 de octubre de 2011

Lecturas amazónicas 4

El precio del paraíso.
De un campo de exterminio al Amazonas

Manuel Leguineche
Espasa Calpe, S.A. Madrid. 1995
ISBN 84-239-724-2

En este libro Manu Leguineche tira del hilo de una vieja reseña que guarda de un español que vive en las selvas de Bolivia. Hace lo imposible por ganarse su confianza ya que cree que su vida da para un libro y merece ser contada. Y ya lo creo que da para un libro. Aragonés, combatiente republicano en la Guerra Civil española, anarquista, huido a Francia donde combate en la Segunda Guerra Mundial hasta que es apresado por los nazis y recluido en el campo de concentración de Mathausen. Uno de los pocos supervivientes tras dos años de permanencia allí mientras ve morir a centenares a su alrededor. Tras el fin de la guerra y su liberación, ya espera poco de una Europa donde no hay sitio para sus ideales y su escala de valores humanistas. Tras tantas penurias y sufrimientos busca rehacer su vida en Sudamérica en las selvas de la Amazonía. Allí se instala en su propia “república” donde no circula el dinero, funda un familia y crea un universo a su medida. El libro recoge la crónica de Manu tratando de buscar a Antonio García y su estancia allí durante las varias semanas que permaneció viviendo con él y entrevistándole

Mas de la mitad del libro trata de las crónicas en primera persona de Antonio García en Europa, unos relatos escalofriantes. La otra parte es la de sus andanzas amazónicas, cómo rehizo su vida, los problemas de su asentamiento allí y la filosofía que materializó en su “republica” selvática. Pese a estar alejado de todo mantiene un vivo interés por todo lo que ocurre en el mundo. Durante años le visitaron muchos judíos queriendo conocer el testimonio de un superviviente, pero hace ya tiempo que dejaron de hacerlo, pues no se callaba ante el nuevo holocausto de los judíos hacia los palestinos. Antonio es culto, crítico e iconoclasta hasta la médula, uno de esos moldes de personas que difícilmente volverán a repetirse, producto de una época de ideales y utopías libertarias. En su retiro selvático logró vivir como creía, de su propio trabajo y con una honestidad radical, cuando los acontecimientos de su vida bien podían haberle llevado en un dirección bien distinta.


Del Orinoco al Amazonas.
Viaje a las regiones equinociales del nuevo mundo.
Alexander von Humboldt
Editorial Labor. Barcelona 1981
ISBN: 84-335-0262-X

Humboldt forma parte de la primera “hornada” de científicos ilustrados que comenzaron a recorrer el mundo con una nueva mentalidad. De las Américas hubo antes otras crónicas, las de los conquistadores primero y más tarde los misioneros. Pero esta es una nueva perspectiva, van a “redescubrir” y a deleitarse observando la Naturaleza, con un afán enciclopédico y no a enriquecerse o a imponer nada. La crónica de este viaje se sigue muy bien para estar escrita a principios del siglo XIX. A Humboldt se le tiene por geógrafo pero en realidad en aquella época los científicos era naturalistas de lo más completos, tomaban coordenadas geográficas, visitaban minas, observaban el cielo, herborizaban plantas, recogían datos antropológicos de los indígenas y describían todo tipo de especies de animales y plantas que iban encontrando a su paso.

Desde Madrid viaja a Canarias y visita Lanzarote y Tenerife, donde suben al Teide. Tras la travesía por el Atlántico llegan a las Antillas y luego a las costas de Venezuela. Recorre costas y selvas del lado Atlántico, ascienden montes en Caracas herborizando plantas, describen por primera vez los guacharos, esa especie de chotacabras coloniales que crían en cuevas y de cuyos pollos los indios obtenían sus reservas de aceite. Por las crónicas salen cocodrilos, jaguares, anguilas eléctricas, monos aulladores y otro buen número de especies de los trópicos. El viaje les llevará a remontar el Orinoco hasta llegar al canal del Casiquiare, el curso que une las cuencas del Orinoco y del Amazonas, el verdadero fin de esa parte del viaje. Año y medio en remontar y descender el Orinoco. Este libro termina ahí, pero su viaje continúa hasta completar 5 años más por otros países americanos. Pasó buena parte de su vida ordenando y recopilando todo lo vivido en esos años dejando al final trentaytantos tomos, una autentica enciclopedia. Así que contar con un relato digerible para el gran público de un fragmento del viaje es toda una suerte. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...