lunes, 25 de abril de 2011

Perú 19 (2011) Lontra longicaudis, vini, vidi, vinci

Quebrada Covachi, habitat de nutria. C. Aguilar
En la entrada anterior comenté que encontramos en el barro de las quebradas huellas de siete mamíferos, pero solo enumeré seis, la última de las especies me la he guardado para esta entrada. Se trata de la nutria, pero no de aquella que aparece en los documentales sobre el Amazonas y que es diurna, social y creo que fácil de ver en los espacios naturales protegidos. La nutria de la que hablo es una muy parecida a nuestra Lutra lutra europea, hasta el punto de que en un comienzo se describió dentro de ese género, aunque más tarde se redefinió y se llamó Lontra longicaudis. Es de hábitos más nocturnos y dicen que territorial, aunque a veces se la ve en parejas durante la época de reproducción.


Abrigo rocoso con rastros de nutria. C. Aguilar
El caso es que documentándome para preparar el curso de los guardaparques me estuve leyendo el Plan Maestro, el documento de inventario de valores naturales y planificación del área protegida. Allí hablaba a veces como que sí estaba la especie, pero a continuación decía que se desconocía en qué quebradas, o sea lo mismo que no decir nada. Como pasa en muchos de esos documentos hechos con informaciones parciales y extrapoladas imaginaban que estaría pero no parecía haber ningún dato confirmándolo. Censarlas es relativamente sencillo como hemos hecho en los Sondeos Nacional de España con la SECEM (Sociedad Española de Conservación y Estudio de los Mamíferos) así que esperaba pasar el método a esta gente. Sin embargo hablando de este tema con gente de algunas asociaciones conservacionistas de aquí, nadie sabía si estas marcaban territorialmente con excrementos como la nutria europea.

Rastro de entrada y salida de nutria.
Ya estaba yo algo mosqueado y pregunté a los guardaparques si veían excrementos, huellas o tenían referencias de la nutria en el bosque de protección y me decían que no. Sabían de su presencia lejos fuera del parque, pero allí donde decían no son torrenteras sino de aguas lentas. Sin embargo el hábitat con ríos de montaña del bosque de protección es parecido a los sitios donde habita en la Península Ibérica, así que yo pensaba que igualmente estaría pero pasaría desapercibida. Los primeros días que buscamos por las piedras del río no hallamos nada de nada, ni excrementos ni nada. También es cierto que llueve casi a diario en esta época y esas marcas tienen más probabilidad de borrarse, pero los guardas me decían que estos ríos de montaña, a 1500 m de altitud eran muy pobres. Según ellos no hay ningún cangrejo como más abajo y tan solo hay una especie de pez que llaman bagre, pero no conseguí ver ningún adulto ni alevín en ninguna poza. A mí me costaba creerlo y seguía buscando, pero algo de razón debían tener porque el agua de algunos arroyos tributarios traía lo que se conoce como aguas negras. 


Huellas Lontra longicaudis. C.Aguilar
Las aguas negras parecen contaminadas y son aguas sin apenas sedimentos pero con alta concentración de ácidos húmicos, por lo que tienen muy poca productividad. En realidad tienen colores rojizos y son las que se suelen ver saliendo de las turberas de los bosques boreales. Aquí también parece que se producen en estos suelos forestales con tanta materia orgánica en descomposición y con tanta agua disponible. La verdad es que iba perdiendo la esperanza pues tampoco veía muchas aves aprovechando insectos en el río, lo que indicaría algo de productividad. Sin embargo al final de tanto insistir hallamos lo que creemos es el primer dato confirmado de Lontra longicaudis en el Bosque de Protección Alto Mayo. En dos lugares distintos hallamos huellas inequívocas de la especie bastante bien marcadas. En las dos eran de entrada y salida del agua en la misma playa de barro en dirección a escarpes rocosos con oquedades. Tal vez algún bicho buscando un sitio para ubicar una madriguera o simple casualidad. El caso es que no sé a quién le hizo más ilusión, ya que después de tanta lata que había dado con encontrar la especie tanto los guardas como yo estábamos exultantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...